Acuchilla ex esposa estrangula su hijita y luego las quema en Hato Mayor

0
434
COMPARTIR

HATO MAYOR:Rep. Dom,-Las autopsias preliminares realizadas a la madre y niña calcinadas en un fuego en la comunidad Los Hatillos, en Hato Mayor, revelaron que habían sido asesinadas previo al incendio, según informó la fiscalía de la provincia y de acuerdo con datos aportados por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).
De acuerdo con el fiscal actuante, Alberto Robles Nivar, la madre María Jiménez (a) Nairobi, había sido apuñalada y su hija Jordaly, de 2 años, fue asfixiada, previo a la quema de sus cadáveres en la vivienda que ambas habitaban.

La fiscal titular de Hato Mayor, Marlene Guante Varona, informó que por el hecho le será solicitada una medida de coerción consistente en un año de prisión preventiva a la expareja de la mujer José Lorenzo Maríñez, y solicitará la complejidad del caso.
Robles Nivar declaró que existen evidencias testimoniales, periciales y físicas, estas últimas en posesión del imputado, que indican que el hombre cometió o fue cómplice de las muertes de ambas.
Los investigadores esperaban solo los resultados de las pruebas científica, para establecer si el exconcubino tuvo que ver con el hecho, que dejó consternada a la comunidad satélite de Los Hatillos.
A las autoridades le resultó extraño que la mujer no hiciera intento de conservar su vida y la de su niña de apenas dos años, siendo encontrados los cuerpos boca abajo y la mujer con las vísceras esparcidas en el piso.
También era extraño para los investigadores que el tanque de gas estuviera en la habitación donde se localizaron los cuerpos y no en la cocina.
Además, la puerta principal de la vivienda fue encontrada abierta de par en par y el fuego solo afectó la habitación donde estaban los cuerpos calcinados.
Al sospechoso se le encontró en su poder una llave de un candado de la puerta trasera que estaba abierto.
Nairobi Jiménez, exreina de las patronales de Los Hatillos, laboraba como secretaria en Ayuntamiento de Guayabo Dulce.
Recogidas las pruebas científicas, los cuerpos fueron llevados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), en San Pedro de Macorís.
En el levantamiento de los cadáveres participaron el legista Santini Calderón Gastón, la fiscal Marleni Guante y miembros de la Policía Científica.
Los familiares sospechaban desde principio que fueron asesinadas y luego quemadas, para borrar evidencias.
La medida de coerción será conocida este viernes en juzgado de la Instrucción del Departamento de Justicia, de esta ciudad.

PUBLICIDAD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here